republicacheca.es  
 
 
 
 
 
Cesky Krumlov  
Český Krumlov...
 
Český Krumlov es una pequeña ciudad que parece sacada de un cuento de hadas. Situada en la región de Bohemia, en el Sur de la República Checa, es famosa por la excelente arquitectura y arte del centro histórico, así como el castillo de Český Krumlov. Cuando estás allí parece que en cualquier momento verás pasar un caballero andante al rescate de su princesa, transformándose en un excelente ejemplo de una ciudad medieval con elementos de arquitectura gótica, barroca y renacentista.
República Checa...
 

La República Checa es un país de Europa Central que forma parte de la Unión Europea (UE). Limita al norte con Polonia, al este con Eslovaquia, al sur con Austria, y al oeste con Alemania.

El país está dividido en dos regiones: Bohemia y Moravia.

Bohemia: Situada al oeste, es una llanura rodeada de montañas. Entre ellas se encuentran los montes Sudetic que albergan el punto más elevado del país, el Snezka (1.602 metros). Al suroeste, en la frontera con Alemania, se halla la selva de Bohemia. En Bohemia se encuentra Praga, capital del país y también de la región.

Moravia: Está situada al este del país y es una pequeña porción de la región histórica de Silesia, que hoy pertenece a Polonia. Se trata de un territorio montañoso cruzado por los Cárpatos y atravesado por varios ríos, que dan lugar a fértiles valles.

La República Checa no tiene salida al mar, pero suple esta carencia con una abundante red fluvial, representada principalmente por el Elba, que desemboca en el mar del Norte, el Morava, que alimenta al Danubio en su camino al mar Negro, y el Oder.

Los checos son un pueblo sincero y con sentido del humor que posee un espectro de influencias culturales, religiosas y políticas sorprendentemente amplio; sobre todo, si tenemos en cuenta que se trata de un país pequeño. Conjuga influencias alemanas y austríacas, polacas y húngaras, liberales y tradicionales, mundialistas y nacionalistas.

La cultura de la República Checa es rica y variada. Doce de sus monumentos históricos constan inscritos en la lista del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco.

En cuanto a literatura, el escritor más famoso es, sin lugar a dudas, Franz Kafka quien, junto a un círculo de otros escritores judíos de habla germánica residentes en Praga, desempeñó un papel decisivo en la escena literaria de principios del siglo XX. Al margen de sus famosos músicos y compositores, la música en la República Checa es un aspecto clave de la cultura popular, con numerosos festivales entre los que sobresale la Primavera de Praga, donde se dan cita grandes intérpretes internacionales; es un país en el que las fiestas son prácticamente constantes, con un gran número de eventos de carácter festivo. Además, Praga goza de una honda tradición operística.

La República Checa es un país con gran cantidad de instalaciones para practicar deportes de invierno, como el esquí (que además resulta muy barato), aunque hay que tener en cuenta que su punto más alto tan sólo alcanza 1.600 metros de altura. La mejor época está comprendida entre enero y abril y especialmente en la cordillera de Sumava, en la frontera con Austria y Alemania.

En verano también se puede dedicar gran parte del tiempo al excursionismo tanto a pie como en bicicleta en el sureste de Bohemia, la escalada en cualquiera de sus formaciones montañosas y la navegación a lo largo del río Sazava. La caza es muy habitual en el país, especialmente en regiones de Moravia del Sur en las montañas Zdar y Zidlochovice (famosas por la caza de faisanes). También se puede practicar la pesca y el piragüismo debido al elevado número de estanques y lagos, así como de ríos y torrentes de montaña.

Moverse en tren por el país es el mejor modo de llegar a cualquier parte y además el más barato. Los autobuses también resultan un modo de desplazamiento muy económico para los turistas. Además, la privilegiada situación de la República Checa permite conexiones internacionales con los demás países europeos por diversas compañías nacionales e internacionales.

Praga situada en el corazón de Europa es una ciudad con un esplendor arquitectónico que a todos maravilla. Toda Praga es el testimonio latente de un pasado cargado de historias y lujos. La ciudad posee un entramado de lugares de tal belleza que harán que el visitante se sienta impresionado. Praga es una ciudad fácil de explorar puesto que puede ser visitada totalmente a pie y además también cuenta una red de metro y tranvía, por cierto muy vigilada(pagar vuestro billete), para los que no deseen gastar muchos sus zapatos.

La columna vertebral de Praga es el río Vltava (Moldava) que atraviesa la ciudad de sur a norte con un pronunciado meandro al este. Praga estaba compuesta originalmente por cinco ciudades independientes, representadas en la actualidad por los principales barrios históricos: Hradcany, la zona del castillo, Malá Strana, el Barrio Pequeño, Staré Mesto, la Ciudad Vieja, Nové Mesto, la Ciudad Nueva y Josefov, el Barrio Judío.

 

 
Ciudades...
 
Brno...
Brno  
Majestuosa y sofisticada entre boulevares alineados con grandes teatros, cafeterías chic y tradicionales cervecerías. >>
Cesky Krumlov...
Cesky Krumlov  
La Ciudad de Cesky está declarada Patrimonio de la Humanidad. Un paseo por el entramado de calles medievales... >>
Karlovy Vary...
Karlovy Vary  
Entre verdes colinas, la ciudad destila una sugerente imagen aristocrática, este balnerio tiene grandes propiedades curativas... >>
Liberec...
Liberec  
Liberec es una de las principales de la ciudad de la región de Bohemia del Norte, cerca de las fronteras de Alemania y Polonia. >>
Olomouc...
Olomouc  
Olomouc irradia un tenue encanto, haciendo sentir a sus visitantes la sensación de haber descubierto un lugar que es un pequeño secreto. >>
Praga...
Praga  
Praga con un esplendor arquitectónico que maravilla. Toda Praga es el testimonio latente de un pasado cargado de historias y lujos.>>