republicacheca.es  
 
 
 
 
 
Colomna de la Santísima Trinidad de Olomouc  
Columna de la Trinidad...
 

¿Ya tenías prevista una visita a la ciudad de Olomouc en tu recorrido por la República Checa? Si no, aquí tienes una excelente excusa: admirar la Columna de la Santísima Trinidad en Olomouc, una obra de arte que celebra el poder y la gloria de la Iglesia Católica Romana. Con una altura total es de 35 metros, es el trabajo del maestro cantero Václav Render y Ondrej Zahner, y es el más espléndido ejemplo de una columna barroca en toda Europa Central.

Praga...
 

"La Madre Praga tiene garras", escribió Franz Kafka casi cien años atrás. Y esto es igualmente cierto hoy en día. Cualquiera que camine por sus empedradas calles y callejones, y vea la luna asomando detrás de las torres y pináculos de una de las más bellas ciudades de Europa, volverá.

Capital de la República Checa, Praga es una de las más hermosas y bien conservadas ciudades medievales. Su atractivo radica en la belleza de una ciudad con 600 años de arquitectura asombrosamente intacta por la guerra y los cambios políticos.

Durante siglos ha sido conocida como “Zlatá Praha” - Dorada Praga - una brillante joya del arte y la arquitectura cómodamente situada en el corazón de Europa.

Hogar de emperadores, reyes, artistas y astrónomos, y luego secuestrada por el comunismo durante 40 años, ha regresado para convertirse en uno de los destinos turísticos más populares de Europa oriental.

Elegimos el encantador Hotel Arcadia Residence por su excepcional ubicación – a escasos metros de la plaza antigua – y una excelente atención que nos hizo sentir como en casa.

El paisaje urbano de Praga ofrece una impresionante variedad de arquitecturas, desde las elevadas agujas góticas y las exuberantes curvas barrocas de las cúpulas, a la elegancia sensual de las fachadas Art Nouveau.

Pero el estilo del viejo mundo ha sido constantemente conservado a pesar de los restaurantes de comida rápida, cajeros automáticos y teléfonos celulares.

La niebla espesa sobre el río, los puentes en arco de piedra, las misteriosas calles iluminadas y otras encantadoras escenas, persisten en torno a casi todos los rincones.

Ver la ciudad en todo su esplendor requiere varios días. Solo el centro cuenta con un sinfín de detalles extravagantes y hermosos que te puedes perder si lo recorres en un tour guiado.

Los principales lugares a recorrer son el Distrito del Castillo (Hradèany) al oeste del río Moldava, la Antigua Ciudad (Staré Mesto) y la Nueva ciudad (Nové Mesto), junto con el famoso Puente de Carlos.

El Distrito del Castillo está situado en la colina que domina la ciudad, e incorpora los principales atractivos, entre ellos el propio Castillo y la Catedral.

El casco antiguo es un laberinto de callejones, calles empedradas y serpenteantes pasajes que llegan hasta la hermosa Plaza de la Ciudad Vieja, o Staromestske namesti.

El lugar ha sido designado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, y exige ser recorrido a pie, ya que se trata casi de un museo al aire libre, donde la historia se mezcla al azar con la arquitectura.

Casi oculta a la vista está la gótica Catedral Tyn, que contiene la tumba del astrónomo danés Tycho Brae, que sirvió en la corte del rey Rudolph.

La Ciudad Nueva, por el contrario, es moderna y se ha asentado en bulevares anchos. El más conocido es el de la Plaza Wenceslao, el boulevard comercial de moda que conduce a los pies de la Gran Galería Nacional.

Sin embargo, uno de los mayores atractivos de Praga no es un edificio ni un monumento, sino la cerveza. Considera por muchos como una de las mejores cervezas del mundo, está tan arraigada en la cultura checa que es considerada parte del patrimonio nacional.

Si te gusta salir a cenar, entonces esta ciudad es definitivamente para ti. No se trata solo de que los precios son increíblemente bajos, sino que además la cocina tradicional es deliciosa, como el plato nacional Vepřo-knedlo-zelo (carne de cerdo con chucrut).

Praga también tiene una animada vida nocturna, con brillante centros comerciales, restaurantes de diseño, abundantes bares, cines y festivales de música, así como un interesante programa cultural que incluye ópera, ballet y teatro.

En la madrugada, humeantes sótanos de jazz y rock compiten con los DJs y discotecas. No importa lo tarde que sea, siempre habrá una fiesta en algún lugar de la ciudad.

 

 
Ciudades...
 
Brno...
Brno  
Majestuosa y sofisticada entre boulevares alineados con grandes teatros, cafeterías chic y tradicionales cervecerías. >>
Cesky Krumlov...
Cesky Krumlov  
La Ciudad de Cesky está declarada Patrimonio de la Humanidad. Un paseo por el entramado de calles medievales... >>
Karlovy Vary...
Karlovy Vary  
Entre verdes colinas, la ciudad destila una sugerente imagen aristocrática, este balnerio tiene grandes propiedades curativas... >>
Liberec...
Liberec  
Liberec es una de las principales de la ciudad de la región de Bohemia del Norte, cerca de las fronteras de Alemania y Polonia. >>
Olomouc...
Olomouc  
Olomouc irradia un tenue encanto, haciendo sentir a sus visitantes la sensación de haber descubierto un lugar que es un pequeño secreto. >>
Praga...
Praga  
Praga con un esplendor arquitectónico que maravilla. Toda Praga es el testimonio latente de un pasado cargado de historias y lujos.>>